Cargando...

Información importante sobre protocolos de higiene y seguridad asociada al Coronavirus. Más información aquí

3
Nov

Bajo el sol y las estrellas del Valle del Elqui

En este mágico valle de múltiples facetas, podrás vivir una variedad de experiencias: la observación del espacio y el cielo nocturno, visitar sus pisqueras y contemplar lindos paisajes, cargados de energías que te renovarán el alma. Al caer el sol, un pisco sour hará la tarde perfecta. Además, disfruta del turismo aventura y cultural, en una región que te invita a visitarla todo el año.

Por Francisca Gálvez V.

En los valles interiores de la región de Coquimbo se encuentra un lugar muy especial, famoso por su energía mística: el Valle de Elqui, conocido por sus escarpadas y áridas montañas, pequeños pueblos encumbrados, cielos puros y despejados y un microclima de días soleados y noches frías. Fue elegido por el prestigioso diario The New York Times como uno de los destinos imperdibles del mundo en 2019.
Por el camino que sube hacia el valle desde La Serena -principal balneario y aeropuerto más importante de la cuarta región- nos encontraremos primero con una refrescante vista: el cuerpo de agua del Embalse Puclaro, creado como reserva de agua potable y de riego para los campos del Elqui. El embalse es ideal para deportes acuáticos de vela como el windsurf y el kitesurf, y un oasis de tranquilidad, pues están prohibidas las embarcaciones a motor.
A un costado del embalse, cerca de la ciudad de Vicuña, Viña Falernia es el primero de los muchos viñedos del Valle del Elqui, que se destaca como una de las regiones vitivinícolas más septentrionales de Chile; donde los viñedos se han expandido en los últimos años como una alfombra verde a lo largo de sus riberas y sobre los otrora secos faldeos de las montañas. Syrah lidera la producción en vinos tintos y Sauvignon Blanc entre los blancos.
Un poco más arriba, a 62km de La Serena, aparece la ciudad de Vicuña como la puerta de entrada al valle y la capital local. Tierra natal de la poetisa y Premio Nobel de Literatura, Gabriela Mistral; su tejido urbano cuenta con construcciones de principios del 1900, y una plaza central enmarcada de antiguos árboles, donde se exhiben esculturas y homenajes a la poetisa. A tres cuadras del centro cívico vale la pena visitar el Museo Gabriela Mistral, en el mismo patio que la inspiró a escribir sus versos. Podremos también divisar la famosa Torre Bauer y visitar el pueblito de artesanos.

A 8km de Vicuña, el pintoresco poblado colonial de Diaguitas es un imperdible, emplazado en un asentamiento prehispánico de la antigua cultura diaguita. Su arquitectura es rural del siglo XIX, con calles adoquinadas y viviendas construidas en albañilería de adobe; con techumbre, puertas y ventanas de madera, y fachadas continuas en una larga calle que conforma el poblado. Su antigua iglesia, que data de 1867, es encantadora; y recomendamos llevarse de recuerdo una réplica de las típicas cerámicas diaguitas elaboradas por artesanos del lugar.

Vicuña también es el punto de partida de la Ruta del Pisco. Se puede comenzar en el Centro Turístico Planta Capel, conociendo la destilería y su completo museo del pisco. El valle del Elqui tiene una arraigada tradición pisquera; de hecho el 94% de las hectáreas de uva de pisco están en la región de Coquimbo y la mayoría de ellas en este valle -donde la tierra seca y el fuerte sol hacen que los frutos de la vid condensen sus azúcares y sabores- especialmente para la uva rosada de mesa y pisquera. Sus bodegas pueden visitarse en interesantes tours guiados para conocer la historia y el proceso de elaboración del pisco. También podremos catarlo, tanto en grandes pisqueras, como en las más pequeñas y artesanales que mantienen los antiguos procesos como el uso de alambiques de cobre.

Siguiendo por el serpenteante y escénico camino que sube hacia el valle entre los cerros, nos encontraremos con los pueblos de Paihuano, y después Montegrande, declarado zona típica en 1990, donde el principal atractivo es la tumba y el Museo Casa de Gabriela Mistral, quien pese a haber nacido en Vicuña, pasó su infancia en Montegrande, y fue el lugar que ella eligió para su entierro. Continuando llegaremos al pintoresco Pisco Elqui, en cuya plaza los artesanos ofrecen sus creaciones, además de piedras y cuarzos de la zona. Frente a la plaza está también la destilería de Pisco Mistral, una de las más grandes del país.

Debido a su ubicación geográfica y altitud, el Valle de Elqui presenta condiciones excepcionales para la observación astronómica, brindando más de 260 noches al año de cielos despejados; además de bajos índices de humedad que proporcionan los cielos más diáfanos y limpios del hemisferio sur. Por esto, cuenta con numerosos observatorio astronómicos de uso científico y público, como el Mamalluca -el primer observatorio turístico de Chile- ubicado 9km al noroeste de Vicuña; y el observatorio turístico Cielo Sur, en Alcohuaz, entre varios otros.
El Valle de Elqui es también escenario ideal para el turismo de aventura y las actividades como trekking y cabalgatas, por sus muchos cerros y senderos, especialmente en el más alejado valle de Cochiguaz, encajonado entre cerros y ríos; para hacer paseos en bicicleta (o bici eléctrica) entre los pueblitos altos del valle, y para relajarse y recuperar energías bajo el sol y las estrellas o bañándose en las refrescantes aguas de sus ríos.
Te invitamos a visitar este fantástico valle, todo un mundo por descubrir en la cuarta región de Chile, con paisajes, naturaleza y un patrimonio cultural alucinante.